domingo, 29 de julio de 2007

MONUMENTOS Y YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS MEDIEVALES DEL VALLE MIÑOR


Los monumentos y yacimientos arqueológicos en el valle Miñor, podemos decir que nos vienen dados por construcciones religiosas ( iglesias románicas, ermitas y colegiata ; militares ( poblados fortificados ( tipo fortalezas o torres ) ; y construcciones civiles públicas ( como pueden ser las vías de comunicación, esto es, puentes y calzadas ).
Como resto arqueológico más antiguo perteneciente a esta etapa medieval en el valle Miñor tenemos el famoso "arco visigótico" de Panxón, que corresponde a parte del antiguo templo ubicado en la zona, que por sus capiteles decorados podemos fechar hacia el siglo VII después de Jesucristo. De este momento también tenemos el ábside del mismo, asi como la tapa pétrea de un sepulcro, que posee la denominada decoración "de estola". Sería muy interesante proceder a unas excavaciones arqueológicas sistemáticas en este lugar, pues podrían dar resulyados sorprendentes.
Podemos documentar por manuscritos de la época y por las evidencias arqueológicas que nos ofrecen, tanto en su interior como en su exterior, dos iglesias románicas en el valle: se trata de la iglesia de Santiago de Parada y la iglesia de Santa Eulalia de Donas, que corresponde a parte del antiguo convento de monjas de la orden benedicta que vivieron allí. También a esta época pertence la iglesia de Santa Eulalia de Camos, a juzgar por la colección de canecillos románicos, que se guardan en el Museo Diocesano de Tui.
Como joya arquitectónica tenemos la colegiata de Baiona, posiblemente fechable hacia la segunda mitad del siglo XIII, pero con una gran manifestación artística que correspondería a la transición del románico al gótico.
Luego existen tres ermitas que podríamos incluir en esta época. La más antigua correspondería a la dedicada a San Cosme y Damián, en Baína, y que se documentaría hacia el siglo XI y estaría vinculada al monasterio de Oia. Posiblemente su origen fuera un eremitorio y luego podría haber surguido una pequeña "granja" o poblado, del que poseemos diversos restos arqueológicos como de piezas arquitectónicas como cerámicas. Otra ermita la tendríamos en el monte Sanomedio, en la parroquia extrema de Chandebrito, ya en el límite con el término municipal de Vigo. Estaría dedicada a San Amedio, y aunque los materiales arqueológicos recogidos en la zona, apuntan hacia una cronología que nos llevaría hacia finales del siglo XV, su origen podría situarse, atendiendo a las características de este yacimiento, a unos siglos antes.
Por último tenemos la ermita de Santa Marta, ya en los límites de Baiona y Baiña, que conservar parte de su estructura con una transición clara del románico al gótico.
Con respecto a las fotificaciones militares, que podemos rastrear en este valle correspondiente a este período histórico, tenemos una serie de restos de fortalezas o tan sólo torres defensivas y de vigilancias que podemos situar en los siguientes puntos: En el monte Galiñeiro, en Vincios, salieron a la luz de antiguas excavaciones materiales arqueológicos cerámicos de esta época, asi como son visibles hoy en día, partes de la muralla que rodeaba a dicha fortificación. En el monte Castelo, de Parada, también con un pasado castreño, como pequeño asentamiento de control ya posiblemente en época romana, vemos ciertos rebajes en la roca y abundante material cerámico de construcción y correspondiente a vasijas de cocina, que nos hablan de este período medieval. Algunos autores quieren identificar este lugar, con el famoso "Castelo de Santa Helena" de las crónicas de la época. Ya en la parroquia de Chaín, tenemos tres puntos posibles de ubicación de este tipo de emplazamientos: uno estaría en el denominado "Coto Teixugueira"; otro en el "Coto Espiñeira"; y por último el "Coto do Abade", en el que se aprecian rebajes en la roca que nos evidencian huellas de construcciones, asi como abundante material cerámico y que las últimas investigaciones apuntan que pueda tratarse del "Castelo de Morgadáns", que aparece en la documentación escrita medieval. Ya por tierras de Baiona, mencionar la importancia de "Monte do Boi" o "Monte Real", también con huellas de su período castreño, pudiendo datar su denominada "Torre do Principe", hacia finales del siglo X, aunque su máximo apogeo lo tendrá entre los siglos XVI al XVIII. También mencionar, que posiblemente en el antiguo castro de Morade de Baiña, también nos encontraríamos con la ubicación de una torre, a juzgar por los rebajes de la roca localizados, asi como por los materiales que se encontraron. Por último, comentar que aunque tenemos algunos indicios de presencia medieval, en el castro de Xián en Vincios, descartamos el emplazamiento de una estructura sólida medieval en el mismo y que los restos localizados ( desde el juego grabado en roca como las cerámicas ) podrían corresponder a una ocupación esporádica del lugar con otras finalidades ( control del ganado,....).
Para finalizar hacer una breve alusión a las vías de comunicación que se pueden detectar aún en la actualidad y que corresponden a estos tiempos medievales y tal vez, en su origen, a una época anterior. Es el caso de los puentes y las calzadas o caminos empedrados. En cuanto a los puentes, mencionar que el que se encuentra en Mañufe, sobre el rio Miñor, de tres huecos y tajamares, arcos de medio punto y una inscripción que nos fecha este monumento en el siglo XII, es anterior posiblemente al famoso puente de A Ramallosa, de diez huecos y tajamares, con arcos de medio punto y también apuntados, del que sabemos que sufre una gran reforma hacia el siglo XVI. Sobre las calzadas que hemos podido observar y que podrían corresponder a caminos empedrados pertenecientes a esta epoca, en donde mejor se conservar es en diversos puntos de las parroquias de Baredo, Belesar y Baiña, todas ellas en el municipio de Baiona y por las laderas de los montes de "A Groba".
Llama la atención el número de enclaves fortificados medievales que se documentan en este valle y que en investigaciones futuras se podrán incrementar. Esto nos habla sin duda de la importancia de esta área geográfica en este período cronológico y más que nada del esplendor de la antigua Baiona, situada a los pies del "Monte Real", con un remoto pasado que espera que excavaciones arqueológicas a realizar, descubra y evidencie dicha importancia.
Hasta aquí, una aproximación muy resumida sobre este tema, al que volveremos, tratando más minuciosamente lo que hemos expuesto ahora.
Nota.- En la imagen, vista general del denominado "arco visigótico" de Panxón (Nigrán).